MUSEO GHIBLI: UN EXTRAORDINARIO RECORRIDO

MUSEO GHIBLI, UN LUGAR PARA LA IMAGINACIÓN

El Museo Ghibli es una de las atracciones más populares de nuestros tiempos, pero antes de iniciar nuestro viaje, debemos recordar que hablar  del famoso Estudio Ghibli es revivir historias que han trascendido en el tiempo, gracias a la increíble humanidad que se retrata a través de la animación y el diseño de producción. No existen palabras que puedan describir a profundidad la sutil belleza que transmite cada aspecto de las películas desarrolladas por el Estudio.

Desde la animación y dirección del reconocido Hayao Miyazaki y su equipo, junto con el sublime deleite de la música de Joe Hisaishi, Estudios Ghibli se ha convertido en un símbolo icónico que ha dejado una considerable variedad de películas de culto que van más allá de un género en específico.

En 1985 Hayao Miyazaki junto a su amigo y mentor, Isao Takahata hicieron de la imaginación una realidad que inspiraría a la audiencia a acercarse de una forma más íntima a la cultura nipona. La producción y temática de cada recuadro escenográfico, mantiene al espectador inmerso en una compleja experiencia reflexiva típica de la  profundidad y sencillez de la filosofía oriental.

Tenkū no Shiro Rapyuta” o también conocida simplemente como “El castillo en el cielofue la primera producción oficial de Estudio Ghibli como compañía, y marcó el inicio de una serie de películas ricas en elementos simbólicos que, con una dosis sublime de misticismo, nos lleva a cuestionarnos la existencia humana a raíz de la objetividad de la consciencia y la subjetividad del ser.

DEL SUEÑO A LA REALIDAD. 

Desde el año 2001, Mitaka Tokio se convirtió en la sede principal del Museo en honor a Estudios Ghibli. El surrealismo propio de las caracterizaciones en las películas se transformaría en una realidad pertinente a cada elemento emblemático del Estudio. Aquí no serás un simple fan de la animación y diseño, sino que también te convertirás en un personaje del metaverso de Ghibli, gracias a la fidelidad de la ambientación que amplifica por completo cada experiencia.

Después de tomar el tren que te llevará a la estación de Mitaka, puedes elegir entre caminar a pie para iniciar la travesía hacia el Museo o puedes coger un “GhibliBus” para que te deje en la mismísima entrada del recinto. El “GhibliBus” está inspirado en el sonriente gato amarillo de “Mi vecino Totoro”; el cual se incorporó en la ruta destino en el año 2016 para celebrar los 15 años de vida del Museo.

Por otro lado, el parque Inokashira de Mitaka, lugar donde se construyó el Museo, resulta ser el panorama perfecto para contemplar y explorar la naturaleza que rodea cada establecimiento.

RESERVACIÓN Y BOLETO PARA EL MUSEO GHIBLI

Para poder conocer este fascinante Museo primero debes tener en cuenta que los boletos se reservan con anticipación según la disposición y capacidad del Museo Ghibli. Pero, en lo que tengas tu boleto en mano, observa la imagen que se refleja a contra luz para que puedas admirar una escena genuina de 33 mm de alguna película de Ghibli.

ENTRADA Y RECIBIMIENTO

La diversión comienza justo en la entrada cuando los visitantes son recibidos cordialmente por “Totoro”. Los murales del establecimientos son pinturas de rebosantes tonalidades de colores que inspiran serenidad y armonía. Por otro lado, los vitrales son prácticamente una fotografía que nos conduce directamente al mundo de los espíritus donde “Chihiro” conoce a “Haku”.

El tema del Museo Ghibli es “Deambulemos Juntos” y fiel a este pensamiento, el Museo carece de carteles informativos, por lo que se le da permiso al usuario de emprender por sí mismo el recorrido para explorar de esta forma, la curiosidad propia de un niño.

EL “HALL CENTRAL” DEL MUSEO GHIBLI

Al momento de entrar al Museo, tendremos una escenográfica fidedigna de la casa de “baños de Yubaba” de “El Viaje de Chihiro” junto con la disposición de vidrieras de las que salen “Totoro” y sus amigos. Alzar la vista es perderse automáticamente en un diseño esplendido de escaleras de caracol que parecen no tener fin.

Las puertas pequeñas que sólo pueden cruzar los niños, son la representación típica de ese simbolismo plasmado con suma perspicacia en cada película; la curvatura de las paredes y los ascensores antiguos dan la sensación de estar en otro tiempo y dimensión, por lo que poco a poco comprendes que la principal intención de la ambientación es trasladarte rotundamente al universo Ghibli.

EXHIBICIONES PERMANENTES.

Las exhibiciones permanentes son espacios que se encuentran divididos en la planta baja y superior del Museo con el fin de enseñar las técnicas básicas de la animación y las herramientas usuales empleadas dentro del cine moderno.

Aquí encontrarás una agradable exposición de bocetos, dibujos y maquetas junto con una intensa proyección de procedimientos que explican la metodología en la creación de cada diseño de producción.

Así, la ambientación no sólo se usa con el fin de exponer cada detalle de las animaciones, si no que a su vez, son espacios con fines académicos para aprender sobre el desarrollo básico de producción en el cine animado mediante recursos interactivos que facilitan el aprendizaje mientras te recreas.

EXHIBICIONES EXTRAORDINARIAS

 La magia de estas exposiciones es que se renuevan cada cierto tiempo, por lo que siempre encontrarás sorpresas acordes a cada ocasión en particular. Puedes consultar el sitio web oficial del Museo para conocer la temática de las exhibiciones antes de aventurarte al salón correspondiente.

 CINE SATURNO

Si de verdad eres un seguidor fiel del trabajo de Ghibli, no puedes irte del Museo  sin antes visitar “Cine Saturno”, porque es el único lugar del mundo donde se proyectan cortos animados inéditos y exclusivos de Ghibli.

 

 Con una capacidad para 80 personas, algunos de los cortos son precuelas bastante interesantes de los largometrajes más exitosos de Hayao Miyazaki, aunque también podrás conocer historias completamente nuevas que, además de elogiar honradamente al cine mudo, nos permite comprender que el lenguaje del arte va más allá de cualquier nacionalidad, sexo o religión dado a su naturaleza universal.

Algunos de los cortometrajes del Museo Ghibli son:

  • Caza de ballenas
  • El gran paseo de Koro
  • Mei y el Gatitobús
  • La araña de agua Monmon
  • El día que coseché un planeta
  • En busca de un hogar
  • El cuento de un peleador de sumo
  • Masa y la princesa Huevo
  • Búsqueda del tesoro

SALA DEL GATOBÚS

En esta estancia, los niños podrán subirse a una representación exacta del Gatobús de Totoro mientras juegan con los makkuro kurosuke esparcidos por toda la sala. Ya sabes, esas bolitas negras peludas de grandes ojos que parecen motas de polvo y que figuran en la mayoría de las escenas de “Mi Vecino Totoro” y que hacen un divertido cameo en “El Viaje de Chihiro”.

TERRAZA SUPERIOR

Una de esas épicas escaleras de caracol que antes mencionamos, te llevan a la terraza superior que es bastante famosa por su estatua tamaño real de 5 metros del robot de “El castillo en el Cielo”.

El centinela de la isla de “Laputa”, se convertiría ahora en el guardián de la terraza del Museo en donde además podrás disfrutar de las tiendas de souvenirs y la cafetería en alusión a otras referencias de la película.

TIENDA “MAMMA AIUTO”

Después de hacer un recorrido completo por las diferentes áreas del Museo, no puedes irte sin comprar un recordatorio de tu visita a este paraíso multicolor. Puedes elegir entre playeras, tazas, vasos, mochilas, cuadernos, muñecos, gorras, entre otros cientos de productos inspirados en “Porco Rosso”,“La princesa Mononoke”, “El castillo ambulante” y los ya antes mencionados.

CAFETERÍA SOMBRERO DE PAJA.

¿Recuerdas las rebanadas de pastel exhibidas en “Porco Rosso”? En la “Cafetería Sombrero de Paja se sirven los mejores postres y platos propios de los gustos de los personajes más emblemáticos de Ghibli. La estructura, es una colorida zona al aire libre bastante segura para niños y bebés, así que los adultos pueden disfrutar de un rico pretzel, algún snack, un café sutilmente decorado o un almuerzo sencillo para llevar.

Otra curiosidad de los espacios al aire libre es que son ricos en representaciones históricas propias de la cultura nipona. Las bombas de agua, por ejemplo, recuerdan al antiguo Japón feudal de la era Tokugawa, y las áreas verdes son una remembranza de una naturaleza que no se subordina ante nadie y que se abre paso sin importar las circunstancias.

EL RESPETO HACIA LA NATURALEZA EN LAS OBRAS DE MIYAZAKI.

El bosque del parque Inokashira en Mitaka sigue siendo un lugar acogedor que se complementa con las instalaciones del Museo sin que este mismo se vea afectado por las tecnologías modernas del lugar.

Las filosofías de conservación natural en las obras de Miyazaki han sido el verdadero sentido de cada producción animada. La imagen de una naturaleza pura pero a su vez, temible, son un recuerdo constante de que no podemos interferir, poseer o controlar la esencia de la naturaleza misma, por lo que esta ideología de vida impregna a cabalidad cada estancia del Museo.

Si este artículo te ha gustado, no olvides compartirlo en tus redes sociales para que otros puedan tener la oportunidad de soñar y acercarse un poco más a las maravillas de los Estudios Ghibli.

Músico y escritor.

Comparte en tus redes sociales!Share on Facebook
Facebook
12Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
0Share on Google+
Google+
0Share on Tumblr
Tumblr
0

Comentarios

Dejanos tu Comentario!

Clara Isabel

Músico y escritor.